Te llamamos


logo enchufados

Ver versión de escritorio


Ahorra en el hogar





UTILIZAR UNA CORRECTA ILUMINACIÓN: 

-          Podemos sustituir las bombillas convencionales por las lámparas fluorescentes que consumen mucho menos proporcionando la misma luz y duran hasta 8 veces más.

-          No es conveniente encender y apagar los fluorescentes con regularidad debido a que su consumo en el arranque es elevado. Los fluorescentes son idóneos para lugares de la casa donde pasamos la mayor parte del tiempo por ejemplo en los salones o en las cocinas, una vez encendidos apenas consumen.

-          La limpieza regular y el mantenimiento de las lámparas pueden reducir el gasto en un 20% en el consumo eléctrico, mientras que con las bombillas sucias se pierde un 50% de luz.

-          No es necesario iluminar toda nuestra habitación, la iluminación localizada puede ser una solución, creando así ambientes más acogedores o utilizando halógenos de bajo consumo o LEDS.

-          Optar por lámparas acordes con el ambiente, utilizando por ejemplo las lámparas frías de bajo consumo de tono azulado, proporcionará a la vivienda una iluminación adecuada y agradable.

 

TEMPERATURA IDÓNEA:

-          Sustituir los radiadores eléctricos o colocarlos debajo de las ventanas para favorecer la difusión del calor por toda la habitación.

-          Contratar una tarifa nocturna o regular la calefacción mediante un termostato manteniéndola alrededor de los 20º hará que ahorraremos más de un 50% en la factura.

-          Realizar un mantenimiento periódico, revisiones anuales de los equipos de climatización y de aire acondicionado para ahorrar energía, de esta manera mejorará el rendimiento y se alargará la vida del equipo de climatización.

-          El aislamiento térmico de todas las ventanas, techos y paredes es importante sobre todo si son casas antiguas y para evitar la entrada no deseada de frío y/o calor en nuestra vivienda, es conveniente instalar ventanas de doble vidrio ya que se puede ahorrar hasta un 20% de energía.

-          La temperatura adecuada en una vivienda es de 25 grados en verano y entre 18 y 20 grados en invierno, si por ejemplo fijamos en verano una temperatura inferior a 25 grados o dejamos el aire acondicionado encendido durante muchas horas seguidas, los equipos perderán eficiencia y consumirán mucho más.

-          No abrir las ventanas con la calefacción encendida, para ventilar la casa basta con 10 minutos.

 

ELECTRODOMÉSTICOS EFICIENTES:

Informándonos sobre el consumo a la hora de comprar un electrodoméstico es fundamental, ya que a mayor eficiencia, menor consumo.

-          El frigorífico consume un 30% de total de la energía en el hogar, por lo que, para reducir el consumo proponemos los siguientes consejos: Dejar enfriar los alimentos antes de meterlos en el frigorífico, desconectar el frigorífico cuando pasemos estancias largas fuera de casa, controlar la temperatura del frigorífico que esté siempre entre 3 y 7 grados, el congelador entre -18 y -15 grados.

-          La lavadora consume un 11% de la energía, por lo que debemos optar por programas de lavado en frío y programas cortos ya que aparte de ahorrar casi un 24% en energía también se ahorra un 70% de agua.

-          Los lavavajillas son más eficientes que lavar a mano con agua caliente. Evitar cargarlo mucho y utilizar un programa adecuado y limpiando siempre los filtros.

-          Ahorrar con el horno y la placa, aprovechando el calor de las cocinas eléctricas, no abriendo innecesariamente el horno y utilizando sartenes acorde con el tamaño de la placa.

 

AISLAMIENTO TÉRMICO:

Una de las maneras más eficaces para reducir  hasta un 30% el consumo de energía en la vivienda es el sistema de aislamiento de ventanas, suelos, techos y paredes para impedir las pérdidas de calor y frío y de posibles humedades.

El desperdicio de calor en los edificios sin buenos aislamientos es considerable, hasta un 30% que se puede traducir en una reducción de la factura eléctrica y de gas.

 

Os aconsejamos lo siguiente:

-          Instalar ventanas de calidad con unidades de vidrio aislante (doble acristalamiento) y marcos con “rotura de puente térmico” para evitar la condensación y fugas de aire.

-          Al conjunto de cerramientos que separan a los edificios, las viviendas y las zonas comunes también se les debe prestar atención en el proceso de rehabilitación térmica. La inversión que se realice será recuperada entre los cinco y los siete años gracias a los ahorros conseguidos durante el período.

-          Configurar los termostatos para regular la temperatura y el horario en que se desee mantener encendida la calefacción.

-          Utilizar bandas adhesivas, silicona juntas autoadhesivas semirrígidas o elásticas de masilla para tapar las pequeñas rendijas en las ventanas y puertas. 

-          Es conveniente aislar también los equipos y redes de tuberías de las instalaciones de calefacción, climatización y producción de agua caliente.

Con estos útiles consejos y utilizando nuestro comparador de ofertas, ahorrar en casa será más fácil que nunca.









Síguenos y compártenos

Síguenos en Facebook, Twitter o por Google Plus y accede a promociones exclusivas:

Comparte este página con tus amigos:

Entérate de las ofertas antes que nadie:

logo footer
LOPD LSSICE
logo footer
CERTIFICACIÓN ENISA



SSL - Página web segura